martes, 28 de octubre de 2008

A tres cosas temo

Tres cosas temo: la noche, el sufrimiento y la memoria.
La noche que da vida a las bestias insomnes, las que rugen como un argumento de majestad y dominio en la conciencia.
El sufrimiento, que es una aguja rota clavada en una uña, la cuerda rota de un violín astillado fatalista.
La memoria, esa multitud.
A tres cosas temo.

No hay comentarios: