domingo, 30 de diciembre de 2012

Ojalá...

Ojalá tus lágrimas fuesen rocío en mi piel.
Ojalá pudiera robar tu dulce salobre sabor.
Ojalá fueras ese mar donde navegar mis rimas.
Ojalá mi amor, ojalá…

...qué bien te siento

Qué mal escribo cuando pretendo escribir.
Sin embargo, cuando siento, qué bien leo.
Qué mal leo cuando pretendo leer.
Mas, cuando escribo, qué bien te siento...

jueves, 20 de diciembre de 2012

lunes, 17 de diciembre de 2012

La de vueltas que da la vida...

Cuanto más peldaños subía, más bajo caía. Por ello, un día, decidí caminar en línea recta sobre una tumbada escalera de caracol. Descubrí la de vueltas que da la vida...

domingo, 9 de diciembre de 2012

Libertad...


El poder saborear los otoñales rayos del sol, el húmedo aroma de una silvestre flor. Caminar bajo la lluvia sin obligación. Sentir el frío en el rostro por  gusto. Llorar una alegría, compartir una sonrisa y una cómplice mirada. Echar un cigarrillo a luz de la candela, esa que le baila en los ojos. Lluvia, fuego, viento, sol, luna y millones de estrellas alimentan la libertad que me sosiega...

martes, 27 de noviembre de 2012

...como algas

Confundí tus ojos con el mar y en ellos naufragué, encallando en tu mirada. Confundí tus labios con la radio y ahí ando, tratando de sintonizar nuestras lenguas en besos enredados como algas en agua de mar….

viernes, 16 de noviembre de 2012

Letras rotas...

No puedo soportar que la gente tire letras al suelo. No sé qué me molesta más, si verlas rotas y tiradas o ver el piso sucio. No comprendo cómo llegan a caer ni con qué intención las desechan. Con paciencia las barro haciendo montones y trato de limpiarlas. Hay letras bonitas e inmaculadas. A mí, personalmente, me gustan mucho más las rescatadas, aquellas que estaban destinadas a morir pisoteadas. Aquellas que reciben una segunda oportunidad son las más agradecidas. Reciclar letras olvidadas y crear con ellas nuevas palabras es ahorrar tinta y dolor…

martes, 13 de noviembre de 2012

Piedras y voces...

Piedras mojadas,
aguas turbulentas,
tímido y cómplice sol.
Ojos color sonrisa,
afortunados labios,
forro de terciopelo.
Córdoba me abrazó.
Lorca le dio un verso,
yo le puse mi voz y
la traicioné a besos…

martes, 30 de octubre de 2012

Prisión de silencio...

Prisión de silencio, apenas roto por persistentes lágrimas de lluvia. Imágenes que pasan a velocidad de ventarrón descuernacabras. Labios que se mueven sin emitir sonido alguno. Corazón que late demasiado tranquilo, al ritmo de la nada. Tabaco que sólo sabe a tabaco, como los cigarros tristes, esos que mueren entre los dedos, sin un antes. Momentos que van y vienen a su antojo, sin ritmo ni cadencia. Música sin oídos, orejas huérfanas, ojos sin luz. Muere octubre, cae la lluvia, nace la melancolía del que sabe que ya no hay vuelta adelante. Muere este triste día, lleno de goteras desbocadas, para darle vida a una nueva noche en el que el vacío tendrá un hueco enorme...

jueves, 11 de octubre de 2012

20 besos de amor y una noche esperada...

Puedo describir sus besos más felices esta noche,
saber que los he tenido, saber que aún los tengo.
Describir, por ejemplo: "La noche está besada,
y tiritan, azules, mis ojos, a lo lejos."
Ya la quiero, es cierto, pero aún la querré más.
Es tan grande mi amor, y es tan impensable el olvido...
porque en noches como ésta la tengo entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla conocido.
Aunque éste sea el último amor que ella me causa,
y estos no sean los últimos besos que yo le describo.
Sí, es tan grande mi amor e inmenso lo vivido...

lunes, 8 de octubre de 2012

Un blues..

De tus ojos sale poesía,
de mi boca, sales tú.
De tu sonrisa, alegría,
de mi mirada, un blues.

sábado, 6 de octubre de 2012

La noche, esa multitud…

Me gusta más el nocturno sonido del mar.
Prefiero el canto del búho al del gallo.
La llama de las velas atrae a tus musas.
Saboreo más el brillo de la luna que el del sol.
El sonido de la lluvia es cautivador en la oscuridad.
Es lindo ver a las flores descansar su color.
Me encanta oír música bajo las sombras.
El lápiz se afila solo nada más anochecer.
Disfruto con tu cómplice sonrisa a oscuras.
Sin luz se acentúan los latidos de tu corazón.
Me gusta navegarte durante el crepúsculo.
Duermo poco pero lo hago amándote.
La noche, esa multitud…

viernes, 28 de septiembre de 2012

Insomio descoordinado y loco...

Cuando me paro a hablar de mí conmigo oigo el hondo vacío del pasado: una llave de plomo cae al agua. Y si quiero cifrar en la memoria una sola presencia permanente en la niebla confusa de mi vida, allí apareces tú, la más sombría, la que nunca se entrega, la que huye, la que arroja la llave y, cerrando unas puertas invisibles, me condena a vivir entre estos muros, oyéndome mi voz, la que me dicta lo que nunca seré, la equivocada travesía de mí conmigo mismo. La luna desvaída, con aspecto de enferma, y un frasco de pastillas en la mesa, papeles tachados, abiertos los libros, y colillas, y en la mente el mapa del lugar en que alguien aún te espera. Despacio, en la ventana, derrama ya la luz su plata turbia. Las sábanas caídas por el suelo, los zapatos, en medio de la habitación. La luna huye temblando. La noche inacabable, consejera de lo oscuro, se multiplica en el reloj, insonoramente lento, como pasos de un autómata insomne que recorre los pasillos de mi absurdo habitáculo. Es el sonido helado de mi corazón que nunca se termina pues para amanecer no queda luz ni tiempo para inventarla, y el reloj sigue multiplicando el aire muerto de la noche sin fin que sobrevive al alba y a somníferos...

lunes, 24 de septiembre de 2012

El amor después del amor...


Cuando terminamos de hacer el amor, una vez recuperado el resuello, la suelo mirar a los ojos. Es entonces cuando me doy cuenta de que no hemos terminado de hacerlo...

sábado, 22 de septiembre de 2012

Otoño...

Y llega la estación en la que  la mayoría de los árboles empiezan a practicar el nudismo. Se desprenden de los las hojas que cubrieron su esqueleto durante un par de estaciones. Yo también necesito desprenderme de esas hojas con las que me protegía, con las que me defendía. Al igual que los sufridos árboles yo me he de preparar para un duro invierno. Tenemos toda una estación para fortalecernos y enfrentarnos al frío. Descansemos, hermano árbol, estamos en otoño, aletarguemos nuestros cuerpos, ahorremos savia. Aprovechemos para soñar nuevas hojas. Tenemos que estar fuertes para la próxima primavera. Entonces nos vestiremos de nuevo con nuestras mejores galas. Por cierto hermano, me encanta tu desnudez, luces hermoso, sin engaños. Vestido, tienes color. Desnudo, valor.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Ya está bien, joder...

Hasta las narices estoy ya de banderitas, uniformes, himnos, nacionalismos y nacionalidades. Yo, ante todo, soy persona. Una persona que se pasa por el forro de los mismísimos los papeles y banderas. Os puedo asegurar que a lo largo de mis apurados años no he visto u oído a un gorrión que píe en andaluz o en catalán. Tampoco a perros que ladren en alemán, japonés o en zulú. Por supuesto tampoco vi aves migratorias con los colores de sus respectivos países pintados bajo sus alas. Cuando éstas mismas aves a llegan a la península comen juntas, sin preguntarse de dónde proceden y todas, absolutamente todas, vigilan y dan la voz de alarma cuando presienten un peligro. Aprendamos de los niños, cuando juegan juntos se llaman unos a otros por sus nombres. No dicen el magrebí, el francés o el italiano. Tampoco dicen el judío o el musulmán. Juegan juntos, simplemente. Lógicamente tienen sus piques pero al día siguiente se reúnen de nuevo y vuelven a jugar sin problemas. Repito, soy una persona que pasa de nacionalidades. Sólo cuando levanten, ojalá que nunca, un muro de 30 mts alrededor del país, sólo entonces gritaré que SOY PRESO DE ESPAÑA. Repito, soy yo, con todas mis consecuencias. No soy ni de izquierdas ni de derechas, ni del norte ni del sur. Soy, simplemente, una persona que tiene la sangre roja, COMO TODOS/AS.

martes, 11 de septiembre de 2012

Mi querido y viejo olivo...

Llorando, durante días, le decía al viejo y agonizante olivo que me apenaría mucho su muerte. Él le había dado sus frutos y buena sombra a mi familia durante generaciones. Él me contestaba diciendo que, cuando muriera, nos seguiría sirviendo durante un tiempo ya que, con su rica leña, nos calentaría en el frío invierno. Eso me apenaba aún más, le contestaba yo, una vez quemado, ya no serás nada, sólo cenizas. Entonces me dijo:
Cuando sea sólo cenizas, coge éstas, dilúyelas en parte de mi propio aceite y con él, escríbeme un bello poema, de esta manera, nunca moriré. En ello estoy, viejo amigo.

viernes, 31 de agosto de 2012

Tu viejo y negro sillón...

Y por fin me traje a mi vacío salón
tu viejo, negro y desnudo sillón.
Jamás he visto mejor decoración,
un solo mueble, llena la habitación.
Cuando me pierdo, de él tomo posesión,
cierro los ojos y tú me prestas atención.
Al poco, relajo los latidos de mi corazón,
al sentir cerca, de nuevo, tu respiración.
Sí, ya no está vacío tu viejo y negro sillón
ni de huérfana, tiene mi vida sensación.

miércoles, 29 de agosto de 2012

En blanco&negro, amor...

Tú eres música y yo, canción.

Juntos, jadeos y latidos.

Alegre melodía estando unidos,

baile eterno en el corazón.

sábado, 25 de agosto de 2012

Tal día como hoy...

Corría el año 1978, tal día como hoy, un 25 de agosto, cuando llegaste al mundo. Te pusimos Carolina por nombre pero todo el mundo te llamaba Carol. A mí me gustaba llamarte, aún hoy, Caro, porque caro en italiano quiere decir querida/estimada/cariño. Eras una niña encantadora, guapa, lista, simpática y te encantaban los animales. Con apenas tres años, mis amigos te preguntaban cómo era tu padre y tú siempre contestabas lo mismo: Mi padre es chulo, competente y guapetón. Enamorabas a todo el que pasaba por tu vida. Estabas muy unida a mí, al igual que yo a ti. Tenía que salir a escondidas de casa porque te hartabas de llorar si no te llevaba conmigo. Así que, prácticamente ibas a todos lados conmigo, al trabajo, a la piscina, hasta te llevaba conmigo cuando salía con mis amigos, a los que también les tenía conquistado el corazón. En feria te marcabas cientos de sevillanas conmigo, no tenías hartura. La cosa llegaba a tal extremo que hasta una vez, en La Barrosa, te tuvimos que llevar a Urgencias por una herida infectada que tenías en el dedo gordo del pie. Te tenían que abrir el dedo para poder sanearte la tremenda infección que tenías. No hubo manera de meterte mano y la liaste bien gorda, a tal punto, que el mismo médico, en persona, tuvo que salir a pedirme que pasara contigo. Sólo así te sometiste al bisturí, sin ni siquiera anestesia, sin rechistar, al estar asida a mi dedo. Tú nunca me dabas la mano cuando paseábamos, no, tú te asías con fuerza a mi dedo corazón, como si temieras perderme. Esta costumbre llegaba a tal punto que, incluso para dormirte, tenías que estar sujeta a mi dedo. Cuando te sentía dormida, con sumo cuidado, te soltaba el dedo ya que incluso se me llegaba a dormir el brazo de tenerlo tanto tiempo extendido. Tal como te lo soltaba te despertabas de nuevo y vuelta a empezar. Nunca olvidaré aquellas nocturnas estampas, tu hermana Silvia dormida encima de tu madre, en pleno verano y yo, al lado de mamá, con el brazo dormido, extendido hacia tu pequeña litera para que te pudieras asir a tu dedo salvador. Hoy cumples 34 años, estás casada y tienes dos preciosas niñas, Alba y Esther. Sí, tienes una linda familia y ya, desde hace años, no necesitas sujetarte a mi dedo. Lo que resulta curioso es que, desde que me lo soltaste, el que no duerme y anda perdido sea yo. Lo dicho, cumples 34 años pero sigues siendo mi Caro, así que:



miércoles, 22 de agosto de 2012

...por qué nada te pedía.

No quiero que me mires, quiero mirarte.
No quiero que me oigas, quiero oírte.
No quiero que me beses, quiero besarte.
No quiero que me acaricies, quiero acariciarte.
No quiero que me bailes, quiero bailarte.
No quiero que me cabalgues, quiero navegarte.
No quiero que me suspires, quiero alientarte.
No quiero que me pidas, quiero pedirte.
Pedirte quiero que estés ahí, para contagiarte
todo lo que quiero, porque no hay nada más
contagioso que el amor que te siento.
Cuando por fin estés contaminada podrás
comprender el porqué quería mirarte, oírte,
besarte, acariciarte, bailarte, navegarte y,
sobre todo, entenderás por qué nada te pedía.

martes, 21 de agosto de 2012

Si alguna vez...

Si alguna vez sientes que nuestro barco se hunde. Si alguna vez incluso llegas a sentir el agua en los pies. Si alguna vez compruebas que, efectivamente, nuestro barco ya está casi hundido.  Recuerda entonces que aún nos quedan los salvavidas. Si por un casual perdemos éstos, me encantaría pasear contigo, asidas nuestras manos, por el fondo del mar. Amor, permítete dudar sólo de tus propias dudas.

jueves, 16 de agosto de 2012

Un quince de agosto, no cualquiera

Por el simple hecho de haber podido contemplar la pasada noche el feliz brillo de tus ojos. Por el simple hecho de haber podido saborear tu radiante y serena felicidad. Por el simple hecho de que lo hayas compartido conmigo. Por el abrazo y las palabras no dichas. Por todo, me siento orgulloso de estar pasando por tu vida y feliz porque tu vida, me está pasando.
Así de simple todo.

lunes, 30 de julio de 2012

Soy manco en palabras

Mis manos, huérfanas de caricias,
buscan tus hombros, desnudos de besos.
Mis labios ausentes quieren hablar usando tu propia lengua.
Mis sordos ojos echan de menos tus ciegos oídos.
Camíname que yo soy manco en palabras...
(Le Afiac)

....y van muriendo las horas, eternamente largas, y no suena el maldito despertador... llueve, para dentro, pero no deja de llover... y el reloj cada vez con más luto...

sábado, 28 de julio de 2012

Tengo un verso roto...

Tengo un verso roto, totalmente astillao,
asaetao lo tengo en el corazón,
no consigo sacarlo, se hinca el condenao.
Me atraviesa la mano y la sinrazón,
de sangre lleva las rimas sobrao.
Pobre verso roto, jamás verá renglón.

No puedo escribir...


No puedo escribir, tengo las manos presas. No me permites ni verso ni prosa. Atrapaste mis manos en el arcoíris de tus ojos y allí presas están, no te permites abrir los párpados. No puedo escribir sin tu luz y tengo las manos estropajosas, me las mueres en la oscuridad de la noche. Me sobra papel y el lápiz sigue afilado pero me falta la luz de tu mirada. Sí, tengo las manos estropajosas. Al igual que siente una gacela sin patas o un azor sin alas me siento yo cuando no puedo escribir. Por todo esto he decidido suicidarme epistolarmente, de manera fulminante y eficaz. Quédate con mis manos, mis agostados lápices y esa montaña de papel en el cajón. Yo me quedo con lo único que siempre tuve y que jamás podrán quitarme. Me quedo con las cenizas de mis ilusiones, con ellas puede que un día pueda dibujar un nuevo beso.

Sí, estropajosas…


lunes, 2 de julio de 2012

El tuareg que estaba triste y desazulado...


Y por fin, el triste tuareg llego al mar. La sal se mezcló con la arena bajo sus pies. El sol le provocó quemaduras en los labios y éstas, al contacto con el agua del mar, hizo que los músculos de la boca se tensaran, obligándole a sonreír.
A mar, sonrisa...

jueves, 21 de junio de 2012

No te me arrugues...

Ojalá lleguen los días en que despierte sintiendo tus arrugadas caricias en mi arrugado pecho. Ojalá algún día mis cansados ojos puedan leer en esas arrugadas manos. Ojalá llegue la noche en que tus arrugadas manos me demuestren que no tenemos arrugas en el corazón.
No te me arrugues amor, arrúgate a mi lado.

lunes, 18 de junio de 2012

Próxima Mente (CAMBIO DE FECHA)

Por cuestión de agenda la presentación pasa al día 26 de junio, martes, a partir de las 21:30 horas. Como estaba previsto presentaré, en Café/Bar Damajuana, un adelanto de "CIRCOLO VERSIOSO". Trataré de ponerle humor al dolor y seriedad al humor. Leeré poemas inéditos y espero me hagáis disfrutar a mí.
Café Bar Damajuana, C/ Francos, 18, Jerez de la Fronetara, Cádiz

sábado, 2 de junio de 2012

Felicitación de mi hermana Ros...


Álvaro, un sinvergüenza con mucho descaro. Con muy buena estrella nació, aunque muchas vicisitudes y tropiezos en su vida experimentó. ¿Cuántos años de tropiezos llevas ya? No te quejes, que de pie ahora estás. Quizás te sirvió esa rebeldía, de cuando nada te faltó y todo lo tenías, para ahora sacar fuerzas de donde ni siquiera creías que tenías. Con alegría, humor y buena dosis de picardía, encaras la vida día a día.
Hoy es tu cumpleaños, otro dilema que solventar pues cumplir años es algo que hay saber afrontar. Quizás deba decir descumpleaños, pues meramente pareciera que los descumplieras. Quizás sea así físicamente, a veces mentalmente, para nada intelectualmente.
Acabo ya con esta letanía, deseándote que descumplas muchos más y que en los años venideros, la crisis y la mala racha desaparezcan a la voz de ¡YA!
Besos, sin achuchones, que ya sabemos que ¡TE PONEN!

Rosa Mª Caputto
1-6-2012

2 de junio de 2012


Me he deshecho de toda carga innecesaria u obsoleta. Abandono palacio y trincheras, trajes y zapatos caros. Desempolvo mi vieja mochila en la que meto sólo ilusiones y una muda, me cuelgo mis vitales auriculares y, vestido sólo de mi usado cuero, emprendo un nuevo viaje en el que la única meta es:
VIVIR EN PAZ Y COMPARTIR ESA PAZ