lunes, 24 de noviembre de 2008

Untitled

Antes volaba tan bajo
que nunca podía ver el sol.
Ahora que por fin puedo ver el cielo
tengo las alas rotas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pero por poco tiempo, ya verás.